Brooke Mueller, muy afectada por el divorcio de Charlie Sheen, entra en rehabilitación

El matrimonio entre Brooke Mueller y Charlie Sheen entró en crisis hace un año después de que el actor agrediera a su mujer. Ahora, ambos se encuentran en proceso de divorcio pero Mueller no lo está llevando nada bien, tanto que incluso ha ingresado en una clínica de rehabilitación por miedo a recaer en sus adicciones.

La madre de Brooke Mueller ha concedido una entrevista a People en la que ha explicado la lucha de su hija contra las adicciones. La ex mujer de Charlie Sheen se ha visto en tal situación, que ha decidido volver a ingresar en rehabilitación para evitar una recaída.

«Está teniendo problemas para estar sobria y nosotros nos vamos de crucero, así que nos sentimos mejor al saber que estará ahí mientras estemos fuera», afirma Moira Fiore.

La clínica donde se encuentra es «una instalación para gente muy adinerada que intenta batir sus adicciones», y se encuentra en Miami, Florida.

«ESPERAMOS QUE SE SIENTA MEJOR»

«Estamos felices de que haya ingresado y esperamos que se sienta mejor», apunta su madre. «Brooke está tratando realmente de recuperar su vida».

Según informa esta publicación, Mueller ya ha ingresado con anterioridad en esta misma clínica, y el pasado mes estuvo también unos días internada durante Acción de Gracias, aunque en otro lugar.

Al parecer, su empeoramiento se debe a lo mucho que le ha afectado la repentina demanda de divorcio presentada por Charlie Sheen. Ambos habían hecho un pacto para retrasar el divorcio un año más, pero el actor lo incumplió y se presentó en los juzgados por sorpresa.

Este hecho cogió a Mueller desprevenida y no le ha sentado nada bien, sobre todo teniendo en cuenta que ella apoyó a Sheen durante el escándalo que el actor protagonizó hace pocas semanas en Nueva York.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído