La resignación en el aeropuerto llega a su fin

¿Hay límites a las medidas de seguridad en los aeropuertos? ¿Hasta dónde pueden llegar los Gobiernos para prevenir atentados terroristas como los de Nueva York y Washington de 2001? ¿Es lícito poner en paréntesis las libertades personales entre la facturación y el embarque? Esas son las preguntas que se plantean, en estos días, los dos millones de pasajeros que transitan a diario por los 376 aeropuertos comerciales de EE UU, en los que desde hace un mes imperan unas nuevas normas de registro que, para muchos, van demasiado lejos …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído