La transparencia, reglada en un artículo sin matices

María Dolores de Cospedal, número dos del PP y abogada del Estado en excedencia, utilizó ayer una táctica literaria para evitar explicaciones sobre su nuevo olvido. Esa táctica consiste en alterar el significado de las cosas, tomando el todo por la parte o viceversa. En su caso, utilizó el escaso valor (60 euros) de la única acción que, según sus palabras, posee en Agropecuaria Rosamon SA para devaluar también el hecho de no haber declarado su cargo como consejera de esa misma sociedad …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído