El albañil de Olot pretendía matar a otros dos empleados de la caja

El albañil Pere Puig, de 57 años, que el miércoles mató con un rifle a cuatro personas en Olot, pretendía hacer aún más grande la tragedia. Además de a sus dos jefes (padre e hijo), al subdirector y a una trabajadora de la entidad bancaria Caja de Ahorros Mediterráneo (CAM), Puig buscaba al director de la sucursal y a otro trabajador de la entidad, según fuentes cercanas a la investigación …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído