Di María gobierna el vértigo

El Getafe retó al Real Madrid. El partido no parecía fácil y no lo fue. Sí fue divertido porque el Real Madrid hace sus partidos divertidos por una suma aritmética de sus virtudes y sus defectos … Del Real Madrid, como en tantos partidos, se puede hablar bien o mal. O muy bien y mal. Se puede alabar su pegada y su saludable juego al galope con presión, movimiento sin balón y juego eléctrico, saltando líneas y economizando pases, todos puñales a la espalda de la defensa rival …

Lea el artículo completo en www.as.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído