Schwarzenegger se despide de una California en quiebra

«Hasta la vista, baby». No lo dijo pero podría haberlo dicho. Tras siete años en el puesto, Arnold Schwarzenegger, el improbable gobernador de California, dejó ayer el puesto con un balance bastante desigual y un objetivo de futuro: seguir pujando por la causa ecológica que hizo de California un Estado pionero en temas de medio ambiente …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído