El tabaco y los carburantes disparan los precios y agudizan la pérdida de poder adquisitivo

La economía española sigue sin crecer y el consumo no logra despegar, pero esto no ha impedido que los precios se hayan disparado en 2010, lo que agudiza la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y pone más trabas a la ya de por sí lenta recuperación. Según el adelanto del Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), la inflación medida en términos homogéneos con el resto de la UE subió siete décimas en diciembre y cerró el año en el 2,9%, su nivel más alto desde octubre de 2008, al mismo tiempo que se congelan las pensiones y suben los costes de los servicios básicos …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído