El guardia civil de Cangas (Pontevedra) fue subteniente y recibió una puñalada de grandes dimensiones en el cuello

El guardia civil en reserva desde hace dos años que falleció este sábado acuchillado, era natural de la localidad pontevedresa de Cambados, pero vivía desde hace años en Cangas do Morrazo, donde era conocido como el subteniente Jorge. De hecho, recientemente había recibido un homenaje en ese municipio por los servicios que prestó.

El siniestro se produjo sobre las 16.00 horas de este sábado, en su piso de la avenida de José María Castro Viejo, en esa localidad pontevedresa, en el transcurso de una «riña familiar» con el hijo de su actual pareja, según confirmaron a Europa Press fuentes próximas a la investigación. En la disputa, la víctima recibió, al menos, una puñalada en el cuello «de grandes dimensiones», según fuentes locales consultadas.

Al lugar se desplazó, en un primer momento, una ambulancia asistencial del 061, pero posteriormente acudió una ambulancia medicalizada, que fue la que trasladó a un centro hospitalario a la víctima, por la que no se pudo hacer nada para salvar la vida del hombre.

Las fuentes consultadas explicaron que los médicos de la ambulancia trataron de reanimarlo en la propia dotación del 061, pero el estado en que se encontraba era «crítico» y los sanitarios no pudieron salvarle la vida. Posteriormente, fue trasladado al centro de salud de Cangas para que se le practicase la autopsia.

Según las fuentes consultadas, la pareja de la víctima también abandonó el domicilio en estado «nervioso», de «ansiedad», por lo ocurrido, y tuvo que recibir asistencia, indicaron.

SOSPECHOSO, HIJO DE SU PAREJA

Las mismas fuentes próximas a la investigación señalaron que el principal «sospecho» de la autoría de los hechos es el hijo de su actual pareja, ya que era viudo, y señalaron que esta persona fue llevada hasta el cuartel de la Guardia Civil de Cangas, que es el cuerpo de seguridad que instruye las diligencias de la causa.

El presunto autor del delito, Francisco A., de 20 años de edad, y que recientemente había superado un coma tras sufrir un accidente con su moto, según explicaron fuentes consultadas, fue trasladado desde el propio domicilio al cuartel de la Guardia Civil, muy próximo al lugar del siniestro.

CONDOLENCIAS

Por su parte, la alcaldesa de Cangas, Clara Millán, ha traslado sus condolencias a las personas cercanas a la víctima y a sus compañeros de trabajo, así como quiso trasladar un mensaje a la ciudadanía de tranquilidad, al recordarle que se trata de un «caso, dramático, pero aislado».

Con todo, en declaraciones a Europa Press, ha expresado su «preocupación» por el «aumento latente de la violencia» en la sociedad en general y, en especial, en los jóvenes, y llamó a la «reflexión» del conjunto de administraciones y ciudadanos para «buscar una solución» para evitar situaciones «escalofriantes» como la vivida en la tarde de este sábado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído