El PSOE de Melilla achaca a una «maniobra» del PP la imputación de sus dirigentes en una supuesta compra de votos

El PSOE de Melilla ha asegurado este viernes que está tranquilo ante lo que considera una «maniobra de la campaña de acoso y destrucción sistemática» del PP después de conocerse que ocho dirigentes de la coalición PSOE-CPM están llamados a declarar por su presunto «delito electoral» en las elecciones generales de 2008.

Ocho responsables de la coalición electoral PSOE-CPM de las pasadas elecciones generales de 2008, entre ellos el diputado socialista Amin Azmani, declararán este lunes como imputados en un presunto «delito electoral» por su supuesta relación con el envío de cartas falsas a cientos de parados melillenses a los que habrían comunicado su selección para los planes de empleo de la Delegación del Gobierno, según el auto del Juzgado de Instrucción número 4 al que ha tenido accedo Europa Press.

En una declaración institución leída por Rosa López Ochoa, la Portavoz del Comité Electoral socialista, y sin permitir preguntas de los periodistas, ha subrayado que «desde el Partido Socialista de Melilla, queremos manifestar nuestra más absoluta tranquilidad respecto al procedimiento judicial iniciado a instancias del PP frente a integrantes del PSOE».

Rosa López Ochoa ha comparecido ante los medios de comunicación en calidad de Portavoz del Comité Electoral -órgano que asume la dirección del partido en campaña electoral- y arropada por dirigentes del partido, diputados del Grupo Parlamentario e históricos de la formación.

«Se trata de una maniobra más en la campaña de acoso y destrucción sistemática que viene desarrollando el PP en la ciudad de Melilla, con su política de ‘tierra quemada’ contra todo lo que huele a oposición», apuntó López Ochoa en su declaración.

De hecho, la socialista recordó que dicha «estrategia de los populares» ya se puso de relieve en las pasadas elecciones europeas, cuando el vicepresidente de la Ciudad, Miguel Marín, y el PP iniciaron una «acusación infundada» contra el secretario general socialista, Dionisio Muñoz, y otros dirigentes del PSOE. «Las mencionadas acusaciones han concluido en sendas sentencias absolutorias pero, previamente, sirvieron para atacar las reputaciones y la consideración personal de estos compañeros», lamentó López Ochoa, que recalcó que dichas acusaciones quedaron en «un mero montaje infame».

En su intervención ante la prensa, la portavoz del Comité Electoral de los socialistas melillenses dejó claro que su formación tiene «plena confianza» en el Estado de Derecho y «en el respeto a la presunción de inocencia como pilar fundamental del ordenamiento jurídico».

Eso sí, la socialista adelantó que el procedimiento judicial iniciado a instancias del Partido Popular «tiene reservadas sorpresas para todos», incluido el primer edil, Juan José Imbroda, el vicepresidente, Miguel Marín, así como para otros miembros del Gobierno del PP. Sorpresas, agregó «que se irán dando a conocer con el paulatino desarrollo de la tramitación procesal.»

Ahondando en esta cuestión, López Ochoa señaló que «estamos ante un intento desesperado por provocar una distracción en el PSOE, buscando que se ocupe en cuestiones distintas de aquello que es nuestra preocupación diaria y que es el bienestar de los melillenses».

Ante esto, la socialista aseguró que su formación política, «con una perspectiva de futuro para la ciudad que la saque del marasmo y el ambiente enrarecido en el que la ha sumido el Gobierno del Partido Popular, seguimos trabajando para dar solución a los asuntos que preocupan a los melillenses realizando propuestas en positivo y constructivas». «Porque lo que nos mueve es hacer una ciudad donde la convivencia sea un ejemplo, seguiremos trabajando por y para los melillenses», concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído