A la final en un minuto

Un minuto, sesenta segundos, nada. Un minuto, sesenta segundos, todo. Un minuto puede ser el suspiro más corto, el intervalo más largo o, como ayer para el Barça, un momento que pasa volando pero en el que suceden acontecimientos decisivos para la historia, en este caso de un club. Como plantarse en una final …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído