El Gobierno filipino y los rebeldes maoístas acuerdan una tregua

MANILA, 11 (Reuters/EP)

El Gobierno filipino y los rebeldes maoístas han llegado a un acuerdo para la observación de un alto el fuego de siete días ante la reanudación la próxima semana en Oslo de las negociaciones de paz para poner fin a la insurgencia que comenzó en los 1960.

Desde 1986, ha habido conversaciones intermitentes para tratar de encontrar una solución a una de las insurgencias comunistas más antiguas del mundo. Las conversaciones, facilitadas por Noruega, han estado bloqueadas desde 2004 después de que los maoístas fueran incluidos en la lista negra de terroristas de Washington y algunos países europeos. También hubo un alto el fuego durante las pasadas Navidades.

«Nuestra proyección más optimista es que este proceso pueda ser completado en 18 meses y la paz sea alcanzable en tres años si ambas partes se centran y sinceran en poner fin a la violencia sin sentido», indicó a la prensa Alexander Padilla, el jefe del equipo negociador del Gobierno de cinco miembros.

Activos en 69 de las 80 provincias del país, principalmente en las zonas pobres y rurales, los 4.000 miembros del Nuevo Ejército del Pueblo, el brazo armado del Partido Comunista filipino, han estado luchando para derrocar al Gobierno nacional. El conflicto se ha cobrado la vida de 40.000 personas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído