Los forenses: Mari Luz murió por «afixia mecánica por sumersión»

Tres médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Huelva han afirmado en la sexta sesión del juicio de la muerte de la pequeña Mari Luz Cortés –la niña que murió en Huelva supuestamente a manos de Santiago y Rosa del Valle– que la menor murió por «afixia mecánica por sumersión».

En su declaración, uno de estos médicos forenses ha señalado que durante la autopsia encontraron diatomeas, una especie de algas unicelulares microscópicas, en la médula ósea de la pequeña, y la presencia de estas algas en el interior del cuerpo, según afirmó el doctor, demuestra que la niña «respiró el agua y mediante el movimiento respiratorio, estas algas pasaron a la médula», por lo que determinaron que cuando entró en contacto con el agua, Mari Luz estaba viva.

Del mismo modo, han datado la fecha de la muerte en un periodo «igual o superior a cuatro semanas» desde que encontraron el cuerpo el 7 de marzo de 2008. Igualmente, han indicado que el golpe que presenta en el cráneo «se podría haber traducido en una alteración en el nivel de conciencia», pero sin poder determinar el tiempo que pudo haber estado insconciente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído