Libia. Sebastián no ve riesgo de falta de suministro pero sí de subida de precio, que «repercutirá en los ciudadanos»

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, descartó hoy que la crisis libia vaya a conllevar problemas de abastecimiento energético para España, pero reconoció que sí hay un «riesgo de precio» y que la subida internacional de la energía «repercutirá sobre la economía española y sobre los ciudadanos».

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados, Sebastián explicó que la cuota de petróleo que España obtiene de Libia es del 13%, y por tanto es «perfectamente sustituible» con otras fuentes y la del gas del 2%. Por tanto, desestimó «en principio» cualquier «riesgo de suministro».

En cambio, sí prefiguró un «riesgo de precio», porque no se sabe «qué precio puede alcanzar» internacionalmente la energía. Ante esta situación, se encomendó únicamente al ahorro: «No podemos hacer otra cosa que ahorrar energía, porque no tenemos petróleo ni gas».

En este objetivo enmarcó el plan de ahorro energético que el Consejo de Ministros aprobará el viernes. «Si se ponen las cosas peor tendremos que reforzar nuestros planes de ahorro», avisó, sin querer adelantar nada del del viernes, porque «sería casi irresponsable».

El ministro de Industria cifró en 6.000 millones de euros lo que le cuesta a la economía española una subida de 10 dólares en el precio del barril, que, a su vez, le supone a la UE una cantidad equivalente a la de todo su presupuesto anual.

En este sentido, llamó a «actuar en el ámbito europeo y global para que se frene la especulación», muy presente en este mercado, y a pedir a la OPEP que incremente la producción para hacer frente a esta contingencia, como, según dijo, parece que ya está «estudiando».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído