El PP pide responsabilidades por los 50.000 euros que la compañía de José Luis Moreno debe a empresarios asturianos

Los diputados del Grupo parlamentario Popular en la Junta General del Principado Emilio Pérez Cueva y Elma Alonso han pedido este miércoles al Principado que depure responsabilidades por los 50.000 euros de «pufo» que la empresa Kulteperalia, del productor José Luis Moreno, adeuda a distintos empresarios asturianos por contrataciones vinculadas con Laboral Ciudad de La Cultura.

En rueda de prensa, Pérez Cueva ha precisado que el productor debe 30.000 euros por montajes, 14.597 por servicios de carga y descarga de camerinos, 5.690 a grúas El Roxu y 2.000 en abastecimientos para sanitarios y camerinos.

En este sentido, ambos han coincidido con el viceconsejero de Cultura, Jorge Fernández-León, al asegurar que Laboral «no ha cambiado de rumbo» porque «siempre fue una nave a la deriva difícil de reflotar». «Laboral nació de espaldas a los ciudadanos y profesionales y dio un giro radical a un populismo casposo del que todos hemos tomado nota», han recriminado.

El diputado se ha referido a La Laboral como la ciudad de «la ingenuidad» y ha instado al Gobierno a ponerle freno a «un pozo sin fondo donde se ha tirado a destajo e dinero de todos los asturianos». «La paciencia está agotada, que se pongan de acuerdo para exhibir las artes escénicas hechas en la región», ha solicitado.

Además, ha cargado contra el presidente, Vicente Alvarez Areces, a quien ha acusado de dejar con su marcha una herencia cultural que será «un lastre», porque «mientras no hay un euro para corregir el estado del patrimonio se firman convenios, como el del prerrománico, que sólo aguantan en el papel».

Por su parte, la parlamentaria Elma Alonso ha criticado la falta de transparencia, la improvisación y la descoordinación en la programación cultural autonómica, que ha llevado a programaciones paralelas.

Asimismo, y tras criticar las gestiones de los empresarios Mateo Feijoo y José Luis Moreno, ha preguntado sobre la participación de las empresas investigadas en una supuesta trama de corrupción regional -Igrafo y Pumarín- en la dotación de recursos de los edificios de Laboral, con una cuantía «desorbitante», superior a lo contratado para los centros educativos de la región. «Igual lo de Feijoo y Moreno es poco con lo que esperamos descubrir», ha apuntado.

«El despropósito de la Laboral ha sido mayúsculo en todos los sentidos; se quiso hacer con originalidad y se ha quedado en el mayor disparate de los últimos tiempos en el ámbito de la cultura asturiana», han concluido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído