BONO DENOSTA LAS «HORRIBLES» CRITICAS QUE EL PSOE DIRIGIA A SUAREZ

El presidente del Congreso, José Bono, ha aprovechado su discurso en el trigésimo aniversario de la intentona golpista del 23-F de 1981 para pedir a los políticos actuales «llevarse lo mejor posible» y para denostar las críticas «horribles» que la oposición de entonces, especialmente el PSOE, dedicaba al presidente del Gobierno de aquel momento, Adolfo Suárez.

Bono reunió en el salón de Pleno del Congreso, treinta años después de la irrupción del teniente coronel Tejero y sus guardias civiles, a 144 diputados de aquella primera legislatura junto con periodistas del momento y parlamentarios de la actualidad, como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, ambos juntos en el banco azul del hemiciclo.

En su discurso, Bono tuvo palabras de recuerdo personalizadas para periodistas, ujieres, letrados y políticos de aquella tarde-noche de 1981 en la que él ocupaba la Secretaría Cuarta de la Mesa del Congreso.

Destacó la contribución del Rey al fracaso del golpe de estado –«Esa noche hizo por la Monarquía más que todos sus antepasados juntos», resumió–, así como la entereza y el valor del vicepresidente militar, el general Manuel Gutiérrez mellado, y del candidato a la investidura, Leopoldo Calvo Sotelo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído