A Özil le bastó una ocurrencia

Özil no es, todavía, futbolista para todos los partidos. Quizá nunca lo sea. Porque en compromisos de altísima temperatura lejos del Bernabéu se derrite su buen ojo para el juego … Pero aún así, entendiendo que tiene más arte que valor, es mejor futbolista que cuando llegó, física, anímica y tácticamente. Ha marcado nueve goles y suma quince asistencias …

Lea el artículo completo en www.as.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído