Mas pide colaboración a los cónsules para acabar con la imagen «provinciana» de Cataluña

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha instado este miércoles a los representantes del cuerpo consular de Barcelona a hacer pedagogía de la realidad catalana en sus países, frente a los intentos de presentarla como «folclórica, provinciana, periférica y cerrada».

Antes de mantener un almuerzo con unos 50 cónsules y acompañado por el secretario del Gobierno catalán, Germà Gordó, Mas ha recalcado que Cataluña es una sociedad abierta y moderna, aunque haya sectores que quieran dar una visión contraria.

Por ello, les ha pedido ayuda y colaboración con el objetivo de situar a Cataluña en el mundo: «Ustedes tiene relación con mucha gente y conocen Barcelona y Cataluña. Tienen la suerte de conocer esta realidad y de poderla explicar de forma natural y correcta», ha señalado.

Para justificar esta realidad, Mas ha recordado que Cataluña ha sido siempre una tierra de paso y de intercambio, cualidades con las que se ha configurado una sociedad diversa, plural y moderna.

«Pese a ser pequeños, estamos abiertos a todo el mundo», ha insistido Mas, quien ha subrayado que Cataluña tiene vocación de centralidad en el Mediterráneo, y siempre dentro del proyecto europeo.

Ha aprovechado así para pedir a los cónsules que traigan a delegaciones, empresarios, inversores y proyectos de sus respectivos países a Cataluña: «Queremos recibir a gente de fuera, acogerlos bien. Si se identifican con los valores de Cataluña, ellos también serán catalanes».

Por su parte, la decana del Cuerpo Consular de Barcelona y cónsul de República Dominicana, Rocío Pichardo, se ha alineado con Mas destacando que Cataluña es paradigma de la modernidad, y ha expresado la disponibilidad del cuerpo consular a colaborar con el Gobierno catalán.

«Estamos de acuerdo y vemos acertada su propuesta de que los catalanes deben hacer sueño catalán y los valores que han construido esta nación», ha asegurado Pichardo, quien ha avalado así la necesidad de que los residentes extranjeros adopten la lengua y las costumbres catalanes, y que sean considerados hijos de Cataluña.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído