La Reina inaugura las obras de accesibilidad a personas con movilidad reducida del Monasterio de El Escorial

La Reina doña Sofía inauguró hoy las obras las obras de accesibilidad a personas con movilidad reducida que se han realizado en el Real Monasterio de El Escorial, en virtud del convenio de colaboración suscrito por Patrimonio Nacional, el Real Patronato sobre Discapacidad y la Fundación ACS, y que suponen que el 90% de la superficie del monumento sea accesible.

Para ello, se ha mejorado la accesibilidad a las diferentes estancias del monumento. En concreto, se han ejecutado soluciones en el acceso al Museo de Arquitectura, al Museo de Pintura y al Palacio de los Austrias, a través de rampas y mecanismos tipo «oruga», sobre el que se pueden disponer las sillas de ruedas.

Además, se ha instalado un elevador con acceso directo a la Galería de Batallas y al Palacio de los Borbones.

Asimismo, se han mejorado los accesos desde la Lonja al Patio de Reyes y a la zona de la Basílica.

El único espacio en el que no se han podido acometer obras para su accesibilidad ha sido el Panteón de Reyes, por «dificultades técnicas».

También se ha liberado espacio que permite acercar las sillas de ruedas y se han instalado colgadores para muletas y bastones.

De este modo, las personas con movilidad reducida ya pueden acceder al 90% de la superficie del Real Monasterio, cuando anteriormente el acceso se reducía al 20%.

Durante la presentación de las nuevas obras, el gerente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, José Antonio Bordallo, destacó que el Monasterio es el segundo monumento más visitado del conjunto de obras de Patrimonio Nacional, una obra que no era accesible al 10% de la población.

Así, consideró que estas obras son un primer paso «en un camino largo», dado que ya se está estudiando acometer actuaciones orientadas a suprimir las barreras de las personas con discapacidad audiovisual y cognitiva.

Además, Patrimonio Nacional pretende extender estas actuaciones a otros monumentos como el Monasterio de La Encarnación o el Monasterio de Huelgas.

Por su parte, el director general de Coordinación de Políticas Sectoriales sobre Discapacidad y director del Real Patronato sobre Discapacidad, Jaime Alejandre, aseguró que este tipo de actuaciones reflejan «un cambio radical en el enfoque que las sociedades tienen sobre la discapacidad» y «ayudan a ver la discapacidad desde el punto de vista de los derechos».

Alejandre recordó que el Gobierno está trabajando en una estrategia española de cultura accesible, que se aprobará el próximo marzo, y que incluye signoguías, teatro accesible, políticas de I+D, fomento del «Diseño para Todos», así como el establecimiento las alianzas público-privadas.

Asimismo, el vicepresidente de la Fundación ACS, Antonio Ferrer, consideró que estas obras constituyen una apuesta arriesgada, pero mostró su satisfacción por el resultado y adelantó que el objetivo es hacer accesibles todos los edificios de Patrimonio Nacional.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído