El temor a la falta de suministro en Libia dispara el petróleo hasta los 111 dólares

El trágico balance del conflicto libio será un baño de sangre». Con esta frase ilustró ayer el titular de Exteriores de Italia, Franco Frattini, la preocupación que reina en el mundo ante la escalada de la violencia y de la represión por parte del presidente libio, Muamar el Gadafi, contra los manifestantes … Y esa preocupación se ha extendido inmediatamente a las compañías petroleras extranjeras implantadas en esa nación. A la salida de Repsol YPF se unió ayer la de la francesa Total y la italiana Eni, que anunciaron el cese parcial de sus actividades a la espera de que se calme el conflicto …

Lea el artículo completo en www.cincodias.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído