AMP.- Letrado de Santiago del Valle ve «imposible» que sea condenado por asesinato

Juan López Rueda, el letrado de Santiago del Valle, principal acusado de la muerte de Mari Luz Cortés, ha asegurado este viernes en la octava y última sesión del juicio del caso al dictar sus conclusiones que es «imposible» que el tribunal condene a su cliente por asesinato.

El letrado se ha basado para lanzar estas afirmaciones en la declaración de los dos geólogos de la Universidad de Huelva (UHU), quienes indicaron este jueves que el cuerpo de la menor, según sus informes, fue arrojado al agua el 13 de enero entre las 16.40 y las 17.40 horas, o bien doce horas más tarde, coincidiendo en ambas posibilidades con momentos antes de la pleamar.

Así, ha añadido que esto no concuerda con la declaración del testigo taxista que sitúa a Santiago, a su hermana Rosa y a su mujer, Isabel García, en la puerta de su casa montando un carrito de la compra en un coche sobre las 17.40 horas de ese día.

Por ello, ha insistido en que si este taxista vio esta escena sobre las 17.40 el día 13 de enero, es «imposible» que Santiago la arrojara al Estero del Rincón sobre las 16.40 horas, indicando además que no pudo arrojar el cuerpo doce horas después, ya que a partir de las 5.30 horas del día 14 de enero, Santiago sale de Huelva y la Policía controla sus movimientos.

Juan López Rueda se ha preguntado «por qué la Policía descartó en un principio al citado taxista y lo incluye en las declaraciones del 22 de mayo», a lo que ha añadido, a modo de conclusión, que para la Policía «no vale aquello que no le sirva para acusar a Santiago del Valle».

Por otra parte, Juan López Rueda ha matizado que el quiosquero que despachó la útima vez a Mari Luz en la barriada del Torrejón aseguró en su declaración que la niña «siempre iba acompañada, menos ese día», por lo que ha destacado que Mari Luz «pudo ese día cruzar la calle, a pesar de que la familia insista en que nunca cruza sola», por lo que ya no se situaría a la menor en la acera de la casa de los Del Valle.

En distinta línea, ha señalado que si Santiago hubiera estado cerca del Estero del Rincón, donde supuestamente éste arroja el cuerpo de la pequeña, el barro de las botas sería «marrón y no amarillo», tal y como declaró su mujer, Isabel García, en una de las primeras declaraciones en las que lo inculpaba de los hechos.

FALTA DE LESIONES

Del mismo modo, ha apuntado que el cuerpo de Mari Luz presenta otras lesiones que «no se sabe quién se las hizo», a lo que ha añadido al respecto del delito contra la libertad sexual de la menor, que «no se sabe si Santiago llegó a tocar a Mari Luz» y que en vez de un delito por abusos, podría ser una falta de lesiones.

López Rueda ha supuesto a su vez que «podría ser que Mari Luz se asustara, se fuera y que él no la matara». Por último, ha asegurado que lo único con lo que está de acuerdo con el fiscal del caso, Alfredo Flores, es que se trata de un caso «de mal con mayúsculas», pero no comparte que Santiago «sea un asesino, ya que también puede ser que éste mantuviera contacto con la niña, pero que no la matara».

«NO HAY PRUEBAS» CONTRA ROSA

Por su parte, Manuel Domínguez, letrado de Rosa del Valle, acusada por un delito de coautora de asesinato de la pequeña Mari Luz Cortés, ha precisado que «no hay ninguna prueba» que demuestre que ésta accediese voluntariamente a colaborar con Santiago para deshacerse del cuerpo de Mari Luz, así como ha asegurado que «tampoco existen pruebas» de que ésta intuyera que la niña iba en el carrito, ni de la conversación que mantuvieron ambos, en la que Santiago le pide supuestamente que lo lleve al Carrefour a hacer unas compras.

Del mismo modo, ha pedido que cuando se trata de una condena de asesinato «no se puede utilizar la lógica, sino pruebas contrastadas y no hipótesis», indicando a su vez que en derecho penal «no se pueden admitir presunciones».

En base a esto, ha señalado que el día 13 de enero cayeron en Huelva 11,2 litros de agua por metro cuadrado, por lo que es «una cantidad apreciable como para que un cuerpo vaya flotando por todo el colector hacia el Estero del Rincón», por lo que no se ha mostrado partidario de desechar, como han hecho varios testigos periciales, que el cuerpo de Mari Luz fuera depositado en una alcantarilla.

El letrado, quien se ha planteado que podría haber ayudado a Santiago a deshacerse del cuerpo la propia Isabel García y no Rosa, ha manifestado que muchos testimonios que aseguran que la menor podría haber desaparecido por otras causas y no a manos de Santiago, «no tienen que ser inverosímiles y no se tienen por qué descartar alegando que se trata de personas que sólo quieren colaborar».

SALPICADURAS EN LOS BAJOS DEL COCHE

En cuanto a las salpicaduras encontradas en los bajos del coche de Rosa del Valle, que, según dos geólogos de la Universidad de Huelva (UHU), es «altamente probable» que correspondan con los sedimentos del camino de acceso al estero del Rincón, donde supuestamente fue arrojada la pequeña Mari Luz, Manuel Domínguez ha recordado que ambos «no pudieron concretar que las salpicaduras fueran de ese mismo día o de otro distinto y que sean de este camino únicamente».

Del mismo modo, ha recordado que pidió la intervención en el juicio de Luis Frontela, médico forense que realizó una segunda autopsia del cuerpo de Mari Luz, ya que, según ha asegurado, éste señaló en su informe que «en la médula ósea de Mari Luz no había diatomeas, con lo que se deduce que cuando llega al agua ya era cadáver», indicando además que «no se saben las causas de la muerte de Mari Luz y no puede certificarse que fue por sumersión».

Respecto a su defendida, Domínguez ha insistido en que ésta «siempre ha mantenido la misma versión», indicando además que no se puede demostrar que Rosa supiera que Santiago «iba a tirar a Mari Luz al agua en postura de cúbito prono para que se ahogara», así como que «tampoco hay pruebas de que Mari Luz fuera trasladada en el maletero del coche de Rosa».

Manuel Domínguez ha concluido que «la única verdad es lo poco que se sabe científicamente», por lo que se ha mostrado ante el tribunal «absolutamente convencido» de que con las pruebas existentes, «declare inocente a Rosa del Valle».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído