Grupo Caja Rural reforzará los compromisos de apoyo financiero mutuo sin convertirse en SIP

El Grupo Caja Rural cambiará su marco jurídico para reforzar los compromisos financieros de apoyo mutuo entre sus miembros, así como los mecanismos de disciplina y supervisión, pero rechaza la denominación de Sistema Institucional de Protección (SIP).

El Grupo Caja Rural ve conveniente que la nueva estructura no se encauce por medio de un Sistema Institucional de Protección (SIP) de los previstos en la normativa bancaria vigente, dado el contexto económico y financiero actual.

En este sentido, concreta que el grupo ya opera de facto desde hace muchos años como un sistema de protección y cooperación entre sus diferentes miembros.

Además, «pretende evitar que el empleo de esta figura, utilizada por otras entidades financieras ajenas al Grupo, pueda dar lugar a interpretaciones erróneas», indica. «Las cajas rurales son cooperativas de crédito a diferencias de otros actores», sostiene.

«El objetivo es consolidar unos órganos coordinadores que le sirvan como instrumento para la gestión del sistema cooperativo de colaboración», indicó el grupo en un comunicado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído