Indra reduce un 4% su beneficio neto

Indra cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 188,5 millones de euros, lo que muestra un descenso del 4% sobre los 195,6 millones de un año antes.

Según comunicó la compañía a la CNMV, se ha incurrido en unos costes extraordinarios para adecuar su estructura productiva por valor de 33 millones de euros. Estos costes extraordinarios cubren la totalidad de las medidas consideradas necesarias por la compañía, sin que se prevean nuevas actuaciones en 2011.

Así, sin considerar dichos gastos extraordinarios, el beneficio neto habría crecido más de un 10%.

Mientras, las ventas ascendieron a 2.557 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2% respecto al ejercicio anterior y se sitúan dentro del rango objetivo anunciado al comienzo de 2010.

Las ventas internacionales crecieron un 10% y suponen ya el 40% de las ventas totales. En el mercado español, las ventas se redujeron un 3%.

La contratación ha alcanzado 2.882 millones de euros, un 7% más, superando el objetivo marcado a principios de 2010, que era del 5%.

Por su parte, la cartera de pedidos se ha incrementado un 12%, hasta los 2.899 millones.

En cuanto a las previsiones para este ejercicio, Indra sostiene que las ventas crecerán un 2% con los mercados internacionales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído