Los técnicos estadounidenses y españoles concluyen la visita técnica a Palomares, según el CIEMAT

La visita técnica de un equipo de expertos estadounidenses y españoles a Palomares ha concluido, después de que durante varios días hayan visitado la zona de Palomares (Almería) afectada desde hace 45 años por los residuos radiactivos a raíz de que cayeran accidentalmente dos bombas con material atómico en la zona.

Según ha informado fuentes del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológica (CIEMAT) a Europa Press, la última actividad de la delegación ha sido una reunión que se ha mantenido desde las 12.00 horas hasta aproximadamente las 16.30 horas de este jueves.

La reunión estaba prevista para las 11.00 horas, sin embargo, debido al accidente registrado en Hoyo de Manzanares, en el que han fallecido cinco militares, el avión ha llegado a Madrid con retraso.

La delegación mixta integrada por funcionarios de Estados Unidos y España ha visitado esta semana las tres zonas contaminadas por radioactividad en Palomares (Almería) y ha trasladado que la decisión sobre qué hacer y cómo almacenar los residuos de plutonio y americio «no se está tomando en estos momentos».

Además, este miércoles el CIEMAT explicó que los técnicos de ambos países se centran en la actualidad en rehabilitar el suelo y reducir los 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada a tan sólo 6.000 metros cúbicos.

El director general del CIEMAT, Cayetano López, y el agregado de prensa de la Embajada de Estados Unidos en España, Jeffrey Galvin, señalaron también que la intención del gobierno norteamericano es «seguir colaborando» para «tratar de llevarlo a una solución aceptable» por parte de las autoridades españolas, aunque no precisó en qué consistirá la decisión.

Por su parte, López destacó que la presencia en Palomares de expertos en remediación de suelos contaminados estadounidenses significa un paso más en el desarrollo de la segunda fase de un proceso «muy largo» que comenzó con la «caracterización» detallada del terreno en 2008, que continúa con un plan de limpieza que contempla la rehabilitación y para el que van a contar con «la experiencia» de los expertos estadounidenses, y tras el cual –ha añadido– habrá que «discutir por supuesto con las autoridades norteamericanas sobre los residuos y el almacenaje».

La ‘zona cero’ de Palomares que abarca unas 41 hectáreas de terreno, en las que no existe riesgo para la población porque la zona está «acotada» y el «acceso limitado». López ha precisado también estos días que «solo existiría peligro si se remueve la tierra ya que la contaminación está en el subsuelo aunque está vallado y protegido».

Además, este martes, la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, aseguró en el Pleno del Senado que la «cuestión» de la limpieza de la zona de Palomares (Almería), es «prioritaria» y recriminó a los gobiernos anteriores de no haber hecho «nada» para solucionar este asunto.

«Este ha sido el único gobierno que se ha ocupado de verdad en este asunto, el gobierno del PP podía haber hecho algo antes», apostilló Jiménez, quien subrayó que el Gobierno mantiene una «colaboración muy activa» con Estados Unidos, sobre todo tras la visita del vicepresidente Joe Biden a España.

VALORACION «MUY POSITIVA»

El mismo martes, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, aseguró a Europa Press que el Gobierno de Estados Unidos ha valorado «muy positivamente» el trabajo realizado por los científicos del Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) para caracterizar y analizar los residuos radiactivos de Palomares (Almería).

La responsable de Ciencia, departamento del que depende el CIEMAT, insistió en que los estadounidenses «han entendido y valorado los datos» que los técnicos españoles «han podido obtener» aunque «han querido visitar ‘in situ’ la zona para conocer la problemática» y, «desde luego» lo han hecho con el «compromiso» de dar una salida definitiva a los residuos de Palomares, producidos tras caer accidentalmente dos bombas con material radiactivo hace 45 años.

Además, recordó que de forma previa a la visita de esta delegación a la zona ya se habían producido varias reuniones entre los responsables del CIEMAT, en las que estaba incluido su director general, y el Gobierno estadounidense.

«Veremos cuál es la propuesta», respondió Garmendia al ser preguntada sobre si verdaderamente saldrán los residuos radiactivos de España. En todo caso, insistió en que la responsabilidad del Gobierno norteamericano es «dar salida a los residuos» para que se pueda decir que «Palomares está libre».

Finalmente, reiteró que la visita de la delegación estadounidense no es un síntoma de desconfianza hacia el trabajo realizado por el centro de investigación español. «Me lo ha dicho el director del CIEMAT, quien, de hecho está muy orgulloso de la valoración que ha hecho el gobierno de Estados Unidos de los trabajos que ha hecho el CIEMAT», señaló.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído