22-M. El PP reducirá los cargos políticos en las comunidades que gobierne tras las elecciones

El Partido Popular reducirá el número de cargos políticos en las comunidades que consiga gobernar tras las elecciones autonómicas del 22 de mayo. En particular, fijará un tope de diez consejeros, suprimirá altos cargos, reducirá los vehículos oficiales, disminuirá los gastos de representación, recortará las delegaciones territoriales y redistribuirá los sueldos de los políticos con criterios de austeridad.

Este es uno de los principales compromisos incluidos en el programa electoral del PP para los comicios autonómicos del 22-M, cuya elaboración ha dirigido la vicesecretaria general de Organización, Ana Mato, y ha coordinado el secretario de Estudios y Programas, Baudilio Tomé. El texto definitivo se presentará el próximo fin de semana en Palma de Mallorca durante una convención con todos los candidatos.

El último borrador, al que ha tenido acceso Servimedia, se ha terminado este mismo viernes e incluye un gran capítulo titulado «Instituciones. Mejores gobiernos para el ciudadano» en el que se enumeran una larga serie de medidas destinadas a fomentar la austeridad en las administraciones públicas.

El PP pretende acometer una «reforma racional» del sector público que evite las «duplicidades» entre instituciones y «delimite las competencias» de las comunidades y los entes locales con el fin de que no se solapen.

Su intención es llevar la austeridad a todos los rincones de la administración con un «marco de referencia para los salarios de los cargos políticos de todas las administraciones para que se adecuen a las distintas responsabilidades que ostentan».

El PP promete «reducir el número de consejerías» en comunidades y ciudades autónomas a un máximo de diez personas, «reducir el número de delegaciones territoriales para ganar en eficiencia y simplicidad», «reducir el número de entes y organismos del sector público sin perjudicar la prestación de servicios», «reducir el número de altos cargos, puestos de libre designación y personal eventual», «reducir el parque móvil» e impulsar el uso compartido de vehículos oficiales, «recortar los gastos de representación y de publicidad institucional» y «reducir los gastos burocráticos».

También pretende «impulsar un catálogo básico nacional de sercicios públicos esenciales para garantizar la igualdad de todos los españoles», de manera que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos independientemente de la región en la que vivan.

El PP no sólo quiere promover la austeridad, sino también potenciar la profesionalidad para que las personas que trabajen en las instituciones del Estado tengan una mejor preparación.

Por ello, limitará «al mínimo indispensable» las ofertas de empleo público, profesionalizará los puestos directivos, fomentará la movilidad de los funcionarios, favorecerá la conciliación de la vida laboral y familiar y reconocerá «la calidad, el mérito y la excelencia».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído