Cuando se cruzaron Mourinho y el Depor

El asesino siempre vuelve al lugar del crimen, dicen. Hoy Mourinho vuelve a Riazor, donde murieron por su mano las mejores ilusiones del Depor. Fue en las semifinales de la Champions 2004: en la ida, 0-0, bueno para el Depor, pero con expulsión absurda de su buen central Andrade, por una patadita en broma, casi cariñosa, a Deco, que estaba fingiendo: «¡He is my friend, he is my friend!», protestaba al árbitro … Desde entonces, las cosas le han ido a Mourinho a mejor y al Depor a peor. Mourinho, con aquel título de Europa (que venía a unir al de la UEFA del año anterior), alcanzó un prestigio que luego ha sabido mantener y acrecentar en la Premier, en el Calcio y ahora en el Madrid, hasta ser considerado casi unánimemente el mejor entrenador del mundo …

Lea el artículo completo en www.as.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído