La única Miss Universo española tenía 56 años

Muere la Miss Universo Amparo Muñoz

Ha fallecido en su casa de Málaga tras sufrir una larga enfermedad

Muere la Miss Universo Amparo Muñoz
Con 20 años, Amparo Muñoz (en el centro) logró el título de Miss Universo en Manila (Filipinas), en 1974. EFE

Amparo Muñoz, actriz y la única Miss Universo de nacionalidad española que ha ostentado este título (en 1974), ha fallecido a los 56 años esta noche en su domicilio en Málaga.

Según su hermano, Pedro Muñoz, la actriz ha muerto «tras sufrir una larga enfermedad y en todo momento estuvo rodeada de toda su familia, la cual pide absoluta privacidad en el funeral», señaló.

Nacida en Vélez Málaga (Málaga), el 21 de junio de 1954, los incios de Amparo Muñoz Quesada estuvieron marcados por su carrera como modelo publicitaria y en las pasarelas.

Elegida Miss Costa del Sol y Miss España en 1973, un año después, el 22 de julio de 1974, fue coronada como Miss Universo en el certamen celebrado en Manila (Filipinas). Una corona de la que se acabaría desprendiendo antes de terminar su reinado.

A los seis meses de ganar el título como la más bella, se negó a ser manipulada por la organización y rehusó hacer un viaje a Japón, por lo que rechazó el título.

«Descansa ya en paz mi querida REINA…», «Adiós a Amparo. Te recordaremos», son algunos de los primeros mensajes de condolencia de sus fans en una de las páginas de fans que la actriz tiene en la red social Facebook.

Ese mismo año empezó su incursión en el cine y trabajó con el productor José Luis Dibildos en el rodaje de la película Vida conyugal (1973), dirigida por Roberto Bodegas y protagonizada por Ana Belén, Alfredo Mayo y José Sacristán.

Serían sus primeros pasos en el cine en el que tras varias películas coincidió en 1976 con el que se convertiría en su primer marido, el cantautor Patxi Andion, durante el rodaje de La otra alcoba.

Su carrera continuó con Mauricio mon amour (1976), Voltereta (1976), Acto de posesión (1976), Del amor y de la muerte (1977), de Giménez Rico, El tahúr (1979) -film mexicano nominado al trofeo Castillo de La Habana-, Experiencia extramatrimonial de una esposa, Mamá cumple cien años (1979), de Carlos Saura, y Dedicatoria (1980), de Jaime Chávarri.

Tras un parón de siete años a finales de los años ochenta, la actriz volvió al cine en 1996 para protagonizar la película Licántropo, dirigida por el también protagonista Paul Naschy. En ella representaba a una doctora.

El director la rescató:

«La vi en el programa ¿Qué pasó con… ? y me pareció perfecta para el personaje de Mina».

«Y a pesar de que llevaba casi ocho años desaparecida siempre he creído en ella y me dije: ‘hay que volver a resucitarla».

Entre las películas de mayor éxito que ha protagonizado figuran Hablamos esta noche (1982), que dirigió Pilar Miró, año en el que también empezaría a hacer sus pinitos en televisión (llegó a participar en series como Sonatas de estío, Brigada Central, o Sabbath). Otras de sus películas de mayor éxito llegó en los años noventa, con La Familia, de Fernando León de Aranoa.

Problemas con la justicia

Invitada por la esposa del entonces presidente de Filipina, Ferdinand Marco, en febrero de 1983 viajó a Manila para asistir a un Festival Cinematográfico. Inesperadamente, la actriz anunció que fijaba su residencia en Filipinas junto al que se convirtió en su compañero tras su divorcio, Flavio Labarca.

Durante el rodaje en ese país de la película Demasiado hermosa (1983) tuvo un altercado con la productora de la película, Natalia Palanca, quien la denunció. Dos años después de la vista, en marzo de 1985, fue condenada a cuatro años de prisión, si bien ella se hallaba ausente del país.

Este no fue el único problema de Amparo Muñoz con la justicia. Cuatro años después, cuando acababa de finalizar el rodaje de Vidas privadas, una coproducción de TVE y la RAI, la actriz fue detenida en Barcelona, durante la llamada Operación primavera, acusada de tenencia de drogas -heroína-.

Poco después fue puesta en libertad. Debido a su adicción a las drogas, a principios de los noventa varios medios de comunicación se hicieron eco de los rumores según los cuales la actriz padecía sida, algo que ella misma desmintió unos días después.

En 1990 volvió a comparecer ante la Justicia, después de ser denunciada en dos ocasiones por el impago de las facturas derivadas de su estancia en el hotel Málaga Palacio y en el Parador Nacional de Oropesa (Toledo).

Una ajetreada vida sentimental

Tras la separación de su primer marido, estuvo unida al productor de cine Elías Querejeta. Dos hombres más marcarían su vida sentimental. En 1980 se trasladó a México, donde conoció al chileno Flavio Labarca (anticuario y acusado por tráfico de estupefacientes), con el que se casó en junio de 1983.

Posteriormente, en febrero de 1991 la actriz contrajo matrimonio por tercera vez, con Víctor Santiago Rubio Guijarro, del que se separo en 1994.

En 2005 presentó su libro de memorias La vida es el precio.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído