La intención estaba ahí

En mayo de 1989, Isabel Preysler acudía a una visita con su médico, embarazada de su hija con Miguel Boyer. En un coche próximo, otra hija esperaba. Al divisarla, Paloma Ruiz-Mateos salió rauda y arrojó contra la futura madre una tarta de crema. Preysler, ágil, ya había entrado a la consulta y la tarta impactó contra la puerta …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído