Los combatientes de Bengasi salen a reconquistar el terreno perdido

¡Zenga, zenga! A buscar enemigos calle por calle. Es el grito de guerra con el que los rebeldes partían a luchar desde Bengasi hacia Ajdabiya, a unos 150 km al sur del bastión de la insurgencia, mofándose de la frase que utilizara Gadafi para amedrentarles. Amontonados en contados coches todoterreno, alzando al aire sus armas y con el grito de guerra ¡Allah u Akbar! (Alá es el más grande), se lanzaban a la lucha en grupos de 14 hombres que partían con cuentagotas, con más bravura que munición, enfrentándose al incumplimiento del segundo alto el fuego anunciado por el Ejército libio desde que comenzaron los ataques de la coalición internacional …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído