Obama urge a una OTAN dividida a tomar el mando de la operación

La intervención militar en Libia comenzó por su urgencia como una «coalición de voluntades», pero ni la OTAN ni la Unión Europea consiguieron ofrecer un mando estructurado a una operación que podría durar semanas. La UE confirmó su fuera de juego con una reunión de ministros de Exteriores, que decidió concentrarse en sanciones financieras al régimen de Gadafi y ayuda humanitaria a la población civil …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído