Las tabaqueras denuncian la despenalización del comercio ilícito de tabaco

La Asociación Empresarial del Tabaco (AET) mostró este jueves su preocupación por el grave efecto que la modificación de la Ley de represión del contrabando tendrá en el aumento del comercio ilícito de tabaco (contrabando y falsificaciones).

En concreto, la asociación se opone «radicalmente» a la reforma impulsada por el Gobierno, que se encuentra en tramitación parlamentaria y que eleva de 6.000 a 20.000 euros el valor de las labores de tabaco intervenidas para que la aprehensión sea considerada delito en lugar de falta administrativa.

La AET ha considerado que este incremento de la cuantía supone una despenalización encubierta del contrabando de tabaco.

En su opinión, dicho incremento provocará un notable ascenso del contrabando ya que las mafias podrán mover más fácilmente grandes cantidades de tabaco sin temer ninguna repercusión más que la multa.

«Los beneficios que obtengan de los géneros no incautados cubrirán perfectamente la multa por la parte mínima que sí se detecte», ha señalado la AET.

La asociación ha interpretado esta medida como «una nueva agresión» por parte del Gobierno a la industria del tabaco y al empleo que ésta mantiene en España, así como a los propios estanqueros, tras la «drástica» subida fiscal efectuada el pasado mes de diciembre y la entrada en vigor de la reforma de la ley antitabaco.

Asimismo, ha afirmado que la modificación es «especialmente inoportuna», puesto que se plantea en un momento en el que los datos sobre comercio ilícito registrados en los últimos meses reflejan ya una tendencia a la baja en las ventas legales de tabaco en España, especialmente en algunas provincias del Sur de la Península, donde se han llegado a registrar índices próximos al 25%.

«Tal y como advirtió la AET, este problema se ha acentuado con la subida impositiva del pasado mes de diciembre que, al ocasionar un aumento el contrabando y un descenso de las ventas legales, han provocado también un efecto contrario al deseado en cuanto a los objetivos de recaudación fiscal del Estado por los impuestos sobre el tabaco», ha señalado la asociación.

En su opinión, resulta «realmente decepcionante» que tras este «grave error técnico», el Gobierno auspicie una nueva medida «tan desacertada».

La AET ha destacado que el comercio ilícito de tabaco expone a los consumidores a productos no controlados por las autoridades sanitarias, dado el grave riesgo que representa la falta de control de calidad de esos productos ilegales.

Por último, la AET reiteró que la industria cumple en todo momento con las normativas y regulaciones vigentes, al tiempo que insistió en el compromiso de la industria en contra del consumo de tabaco por parte de menores y, en este sentido, mostró su preocupación por el efecto que un posible aumento del comercio ilícito tiene en el acceso de los menores a este producto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído