Dos obreros de Fukushima son hospitalizados con quemaduras

Introdujeron sus pies en el agua mientras extendían cables eléctricos a oscuras cerca del reactor 3, en un edificio de turbinas inundado. Eran tres operarios y no tuvieron, al parecer, otro remedio si querían completar su trabajo. No contaron con que ese agua estaba fuertemente irradiada. Recibieron entre 173 y 180 milisieverts en apenas unos instantes, cuando la legislación japonesa no permitía, hasta antes del accidente de Fukushima, que los trabajadores de las plantas nucleares recibieran más de 50 milisieverts en un año o 100 milisieverts en cinco años …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído