La prefectura de Chiba recomienda que los niños no beban agua de grifo

La prefectura de Chiba, al este de Tokio, ha pedido a la población de siete ciudades que no dé agua del grifo a los niños debido a la contaminación por yodo radiactivo detectada en una planta potabilizadora, cuyos niveles exceden el límite fijado por las autoridades.

Las autoridades analizaron el miércoles la calidad de las aguas en ocho instalaciones gestionadas por los gobiernos municipales, informa la agencia japonesa Jiji.

El agua de la planta de Nagareyama contiene 110 becquerelios de yodo-131 por kilogramo, cuando el límite para el consumo por parte de niños se sitúa en 100 becquerelios, en virtud de la ley de seguridad alimentaria, ha informado el Gobierno de Chiba.

Entre las ciudades advertidas figuran Kashiwa, Noda y Matsudo. En esta última, el ayuntamiento había aconsejado el jueves que los niños no bebieran el agua de la red de abastecimiento, pero retiró dicha recomendación un día después tras reducirse el nivel de radiactividad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído