Las diferencias con Irak minan la respuesta social

El icono de Irak sigue siendo demasiado fuerte, demasiado potente y vivo. Un hito. El emblema del ¡No a la guerra! que sacó a la calle a una auténtica marea humana. En España y fuera de ella.

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído