Los jóvenes del PP abogan por una Alianza de Civilizaciones juvenil

Nuevas Generaciones, la asociación juvenil del PP, se compromete en la ponencia ideológica que discutirá en su congreso de los días 15 y 16 de abril a entablar lazos con las juventudes de los países árabes, con el objeto de «mejorar las formas de entendimiento» entre Occidente y el Islam, porque «la confrontación constante no es la solución».

Dicha apuesta, bastante cercana a los presupuestos de la Alianza de Civilizaciones propugnada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, figura en la ponencia ideológica «España, un país de libertad», que se presentará en el congreso de Nuevas Generaciones en Zaragoza, donde podrá ser objeto de enmiendas.

Así se lo explicó a Servimedia la coordinadora de la misma y vicesecretaria general de Comunicación de NNGG Cataluña, Andrea Levy. En el texto, en el que han participado también la presidenta de NNGG País Vasco, Leticia Comerón, y el de NNGG Asturias, Pablo Álvarez-Pire, se alerta contra la «brumosa amenaza» que supone «confrontar mundo occidental y mundo islámico» y contra el peligro de que, sin alternativa ni acercamiento occidental, los jóvenes árabes caigan en el radicalismo.

También dentro del capítulo de política internacional de la ponencia, que según Levy es uno de los más importantes, NNGG proclama su apuesta por el principio de injerencia humanitaria en casos de genocidio, hambruna o violación de los derechos humanos, que ha legitimado la intervención militar de la OTAN en Libia previa autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.

Para éste últmo, la propuesta recomienda una reforma que corrija una correlación de fuerzas que data de la II Guerra Mundial, no se corresponde con la realidad, y en el que el derecho de veto de cinco países es «un privilegio» y «un símbolo de poder». El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha reivindicado con frecuencia una reforma de este órgano en el mismo sentido que ahora lo hace la asociación juvenil del PP.

Por lo demás, NNGG quiere ser «absolutamente contundente» al postular la «responsabilidad moral, histórica y jurídica» de España en relación al Sahara Occidental, territorio para el que defiende el derecho de autodeterminación auspiciado por la ONU y rechaza toda «pasividad» por parte española y las «acciones represivas» de Marruecos. De este último país, empero, la ponencia ideológica saluda la reforma anunciada por el rey Mohamed VI, advirtiendo en cualquier caso que todavía es «insuficiente».

Por último, además de los esperables reproches a los sistemas políticos de Cuba y Venezuela, la ponencia se muestra especialmente crítica con China, tanto por la censura de Internet como por sus «atropellos» contra el Tibet. Según denunció su coordinadora, este país «impone mucho» y casi nadie se atreve a señalar sus excesos, pero «desde Nuevas Generaciones hay que llevar esa bandera también».

Como premisa general, la vicesecretaria general de Comunicación de NNGG Cataluña señaló que los derechos humanos «no se acaban en nuestras fronteras», sino que son connaturales a la persona más allá de su pertenencia a una cultura. Esto, explicó, entronca con una de las líneas maestras de la ponencia: la defensa de los individuos y su libertad frente al colectivismo y la intromisión de los gobiernos en la vida privada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído