El paraíso se hace esperar

Decíamos aquí la semana pasada que el tsunami japonés apenas iba a tener efecto sobre la economía mundial y que, en última instancia, podría servir de catalizador de la inversión como ocurrió en la Segunda Guerra Mundial … Este viernes se conoció que EEUU creció el año pasado un 2,9 por ciento, la tasa más alta en cinco años. Los analistas comienzan a hablar de un sentimiento de fondo de recuperación para explicar por qué las bolsas, que suelen ser el termómetro para anticipar la marcha de la economía, han seguido subiendo ajenas a la refriega aliada sobre el mando del bombardeo de Libia o a las elevadas dosis de radiación nuclear en Fukushima …

Lea el artículo completo en www.eleconomista.es

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído