De la supervivencia al sueño

He visto al Real Madrid de Molin divertirse. Por fin y en el escenario y las circunstancias más difíciles. Y la diversión, porque el baloncesto es un juego aunque en ocasiones sea el juego de la guerra, tiene premio y el premio es un pie en la Final Four de Barcelona … Pero el Real Madrid, si se purgan la atmósfera asfixiante, las escaramuzas épicas y los minutos electrificados por la tensión, ganó imponiendo la lógica, imponiendo sus armas …

Lea el artículo completo en www.as.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído