Cuando 8.000 euros no son suficientes

La tentación de cuadrar con cargo al presupuesto europeo lo que sus euroseñorías consideraban insuficiente retribución salarial (la misma para Bruselas que la recibida por los diputados en los Parlamentos nacionales, con enormes diferencias entre países) dio lugar en 2009 a una reforma del Estatuto del Eurodiputado dirigida a poner coto a trapacerías contables del todo tipo …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído