No conviene olvidar nunca quién es el Rey

Si se mantienen en pie soportes clave, vamos a confirmar patrones de continuidad alcista.En previsión de aquello con lo que podíamos encontrarnos para empezar la semana, con las elecciones finlandesas a la vista y los acontecimientos claramente adversos de la previa en relación con la periferia europea -en contra del sentido de mi tribuna anterior- intenté invitarle a la tranquilidad estos días mientras el mercado norteamericano, el dueño de la pelota, no diera una auténtica sensación de debilidad …

Lea el artículo completo en www.eleconomista.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído