La segunda muerte de OBL

Antes de recibir un tiro, o varios, en la cabeza, Osama Bin Laden, según la mayoría de los testimonios, ya no ejercía ningún control operativo de sus franquicias. Tras la brutal masacre del 11-S, los terroristas inspirados en Bin Laden revelaron, ante el incremento de las medidas de seguridad en todo el mundo y la mayor eficacia en la persecución del terrorismo fundamentalista islamista, dificultades muy serias para perpetrar operaciones relevantes …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído