«Era como Misión Imposible 4»

El Madrid de hoy es el rostro de Cristiano: un gesto de cabreo, una mueca de impotencia, un sentimiento de frustración. La decepción en todas sus fases y con todos sus matices. La moderada cuando quedan 90 minutos, todo está por hacer, pero pesan los dos goles en contra de la ida. La intermedia cuando a la eliminatoria le queda sólo una media parte por descontar y el espontáneo de siempre se cuela en el césped del Camp Nou para dejarle una barretina en sus manos …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído