El PSOE se pega un tiro en el pie

No tiene sentido que Rubalcaba trabajase con tanto énfasis en la dirección en que lo ha hecho si al mismo tiempo Zapatero estaba convencido de que la realidad marcharía en sentido contrario y tranquilizando a Urkullu con el argumento de que este Tribunal Constitucional no iba a dejar fuera a Bildu de las elecciones … La legalización de Bildu por el Constitucional, perfectamente previsible por elementales razones matemáticas (sólo hay un Aragón en el TC) una vez que se había extendido la especie de que admitir a la izquierda abertzale en las elecciones del 22 de mayo era un designio progresista y dejarla fuera una pretensión conservadora, ha abierto grietas, felizmente controladas de momento, entre los dos grandes partidos, pero también ha engendrado abismos en el interior del PSOE, cuya estrategia ha sido una vez más descabellada, como si alguna mano negra quisiera hundir al partido desde dentro en las futuras confrontaciones electorales …

Lea el artículo completo en www.eleconomista.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído