Regreso de un soldado desconocido

Kennet Bayne, de 83 años, recibió la normalmente temida llamada del Ejército el pasado 23 de marzo. «Hemos identificado el cuerpo de su hermano. Llegará en una o dos semanas», le dijeron. Con las guerras de Irak y Afganistán, esa ha sido una llamada habitual para muchas familias norteamericanas en los últimos años …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído