Amy Winehouse, de nuevo en rehabilitación

Amy Winehouse ha vuelto a caer en el abuso de sustancias, pero esta vez no ha dicho ‘no, no, no’ a la rehabilitación. La cantante ha ingresado en una clínica londinense por un tiempo, aunque antes se ha tomado una última copa como homenaje y despedida.

Pese a que en 2006 Winehouse cantaba que no estaba dispuesta a ingresar en rehabilitación, el deterioro que sufría por el abuso de sustancias le llevó a ingresar en varias ocasiones en clínicas de desintoxicación.

Aunque tras un último y extendido tratamiento en 2009 en ‘St. Lucia’ parecía que estaba totalmente recuperada, ahora sabemos que Winehouse ha ingresado de nuevo para seguir trabajando en su sobriedad.

Su representante así lo ha asegurado a ‘The Sun’: «Amy ha comenzado tratamiento en (la clínica londinense) ‘The Priory'».

Claro que antes de hacer su ingreso, Winehouse decidió tomarse una última copa de despedida, y se pasó por un pub para beberse una botella en miniatura de vodka.

«Parecía fuera de sí», afirma un testigo a ‘The Sun’, «caminaba dando tumbos y balbuceando. Me sorprendió verle comprar vodka a una hora tan temprana, y más cuando vi que se la bebía entera».

Además, pocos minutos antes había protagonizado otra escenita en una peluquería. La joven se dirigió como una exhalación hacia el servicio de dicho establecimiento y al salir sentenció: «Acabo de potar por todo vuestro baño».

«Me dan pena los empleados de la peluquería. Creo que estaban demasiado asustados como para decir algo», ha declarado un testigo.

Pese a que el representante de Winehouse asegura que solo se trató de una broma y que la joven en realidad no devolvió, lo cierto es que los clientes afirman que la escucharon vomitar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído