«Apocalypse now» de limpieza

Barcelona debería haberse ahorrado un día como el de ayer. El consejero de Interior, también. Felip Puig invirtió desde buena mañana más de seis horas en intentar solucionar un problema, con el resultado de empeorarlo con creces. Ya a media tarde, el mismo titular de Interior dedicó una interminable hora a intentar explicarse ante los medios y defenderse, consiguiendo confirmar ampliamente el grave despropósito cometido ante las cámaras de medio mundo …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído