Oficiales de la Guardia denuncian la «dudosa legalidad» y el «electoralismo» de desalojar a los ‘indignados’ tras el 22M

La Unión de Oficiales (UO) de la Guardia Civil ha denunciado que el Ministerio del Interior proceda ahora a desalojar a los indignados de las plazas en las que estaban acampados y no antes de las elecciones. Denuncian el «electoralismo» y la «dudosa legalidad» de la decisión.

«Ahora que se pretenden desalojar las plazas, Unión de Oficiales (UO) entiende que no concurren motivos suficientes que al amparo de la Ley Orgánica por la que se regula el derecho de reunión legitimen la limitación del derecho fundamental a manifestarse y en consecuencia la dudosa legalidad del desalojo, máxime si para ello es necesario emplear la fuerza», explica la UO en un comunicado.

A su juicio, «la limpieza de la plaza no es motivo que pueda justificar la limitación del derecho fundamental, máxime cuando puede efectuarse por zonas, compatibilizando dicha labor con la ocupación de la plaza». Entienden además que «tampoco se puede amparar el desalojo de la Plaza de Cataluña en la hipotética celebración de la victoria de un partido de fútbol (que ni tan siquiera se celebra en España) y la posible confluencia de aficionados con manifestantes».

Añaden que «esta situación demuestra el claro carácter electoralista de la omisión del Ministerio del Interior de no disolver la manifestación cuando debía hacerlo, cuando había una decisión de la Junta Electoral que le obligaba y que dictaminó que era ilegal manifestarse en la jornada de reflexión».

«Ahora, pasadas las elecciones, parece que nuestros dirigentes políticos no se muestran tan permisivos. ¿Qué fue de esos principios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad que enarboló Rubalcaba en vísperas de las elecciones?», zanja.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído