La vacuna del conejo no es viable

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AMPE) no considera viable la vacuna del conejo, ya que, aunque se ha demostrado efectiva, no está asegurada su transmisibilidad. Sí se ha comprobado la seguridad individual y ambiental de la vacuna y su efectividad contra la mixomatosis y la hemorragia vírica.

El desarrollo científico de la vacuna recombinante Ispanvac se llevó a cabo desde abril de 2004 hasta noviembre de 2010, en una iniciativa del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) del Ministerio de Ciencia e Innovación, la Fundación Biodiversidad (FB) del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, la Real Federación Española de Caza (RFEC) a través de la Fundación para el Estudio y la Defensa de la Caza (Fedenca), y los laboratorios Syva.

Los resultados de esta investigación fueron presentados hoy en la sede de la FB, llegando a la conclusión de que el desarrollo de la vacuna no puede llevarse a cabo debido a que la transmisión del virus vacunal no ha podido ser demostrada en los ensayos y estudios llevados a cabo.

Hasta hoy no existe en el mercado ninguna vacuna que inmunice a los conejos contra la mixomatosis y la hemorragia vírica en una única dosis. Por ello, el director del Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Marina (Cisa-Inia), José María Nieto, destacó la importancia que tienen los estudios llevados a cabo. «No creo que el trabajo realizado haya sido un fracaso, aunque la vacuna no pueda ser viable», dijo.

Además, incidió en el valor que tiene esta vacuna: «Hemos demostrado que la vacuna es eficaz, sirve, y seguramente tendrá grandes aplicaciones en el futuro».

Sobre la posibilidad de que la investigación continúe, el investigador de Cisa-Inia Juan María Torres explicó que continuar con la misma «se hace muy difícil y muy caro». El mayor problema es el desconocimiento de los factores que provocan una mejor transmisión. Sin embargo, manifestó que el INIA «no parará de buscar la forma de continuar en un futuro si es posible».

Por su parte, el director de Fedenca, José Luis Garrido, aclaró que su federación no va a continuar aportando financiación para continuar con la investigación, y se mostró decepcionado, ya que «buscar la vacuna era nuestra ilusión».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído