Expertos proponen adaptar la historia clínica digital para incluir información sobre el genoma de cada paciente

La importancia de la secuenciación del genoma en el abordaje de algunas enfermedades hace necesario que la historia clínica digital permita en el futuro incorporar información genética de cada paciente para mejorar su diagnóstico y tratamiento.

Así lo asegura el catedrático de Informática Biomédica de la Universidad de Melbourne (Australia), Fernando Martín Sánchez, que participa en la reunión que la Red Temática de Investigación Cooperativa en Biomedicina Computacional (COMBIOMED) celebra estos días en A Coruña.

Según ha explicado este experto, en declaraciones a Europa Press, el objetivo para el futuro es «adaptar» los modelos de historia clínica para poder incluir en el futuro información genética de cada paciente, de cara a «poder ofrecer un tratamiento personalizado en cada caso».

No obstante, precisa, «quizá el objetivo no es tanto incluir todo el genoma en la historia clínica, sino enlazar aquellas partes del genoma que estén relacionadas con la enfermedad concreta de cada paciente».

De este modo, «si una persona tiene una enfermedad de origen genético, la información que se conozca quedará asociada a su historia clínica para que el médico pueda consultar qué mutaciones están relacionadas con dicha enfermedad y comprobar si el paciente las presenta o no».

Esto es posible gracias al «abaratamiento» de las técnicas de secuenciación, que permiten «obtener el ADN completo por menos de mil dólares –unos 680 dólares– en un tiempo muy breve, de días e incluso horas».

«Las técnicas de secuenciación de tercera generación permiten acceder de forma rápida y económica a la información genética individual», de ahí que en Estados Unidos ya se hayan desarrollado algunos modelos de historia clínica que incluyen información molecular.

Asimismo, en Australia, donde trabaja este experto, se acaba de poner en marcha un proyecto que permite a los pacientes controlar su propio historial clínico, con el objetivo de darle «más participación en el cuidado de su propia salud», explica.

No obstante, en el caso del genoma, Martín Sánchez considera que no se debe ofrecer toda la información sobre su genoma apuesta más por enlazar parte de la información obtenida y no incluirlo todo ya que, apunta, «puede presentar cierto riesgo de seguridad o uso inadecuado».

FALTA MAS FORMACION EN BIOINFORMATICA MEDICA

Por otro lado, este experto también ha destacado la necesidad de mejorar la formación de profesionales en España en bioinformática médica para «manejar todos los datos que está generando la investigación biomédica».

«Es muy importante que estos proyectos estén liderados por personas capaces de hablar varios lenguajes, el de la Medicina, el tecnológico y el de la Biología, pero en España no hay muchos programas que formen este tipo de profesionales», lamenta.

En los mismos términos se ha pronunciado la coordinadora de esta reunión del COMBIOMED, Victoria López, responsable del Area de Bioinformática Médica del Instituto de Salud Carlos III, quien defiende que se debe potenciar la Bioinformática en la carrera de Medicina mediante asignaturas específicas que formen a los futuros médicos en esta disciplina.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído