El flirteo por Facebook que acabó en humillación

Anthony Weiner tenía una de las carreras más prometedoras dentro del partido Demócrata. Congresista por Nueva York, su discurso era uno de los más liberales (en el sentido estadounidense) y apreciados. Lo tenía todo: un brillante curriculum, un prometedor futuro y un recién estrenado matrimonio. Manejaba redes sociales como Twitter y Facebook, donde contaba con perfil propio …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído