Pajín dice que el apoyo de Bruselas y Berlín a ayudas agricultores muestra que el trabajo del Gobierno da frutos

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha asegurado que el anuncio de Bruselas de proponer mañana «medidas concretas de compensación» para los agricultores afectados por la crisis de la bacteria ‘E.coli’ –que ha dejado al menos una veintena de muertos en el norte de Europa y que Alemania achacó inicialmente a unos pepinos procedentes de España– es prueba de que el trabajo del Gobierno está «dando sus frutos».

Pajín ha hecho estas declaraciones al término de una reunión de los ministros de Salud de la UE en Luxemburgo, en donde los 27 han analizado los últimos datos de la crisis alimentaria y sanitaria cuyo origen está focalizado en el norte de Alemania, pero para la que los expertos no han identificado aún el origen de la contaminación.

La ministra española ha aprovechado su intervención en la reunión para trasladar el «malestar profundo» de España por el modo en que Berlín ha gestionado el problema, pero también ha expresado la «solidaridad» con los alemanes y ha ofrecido «colaboración» para localizar la fuente de la intoxicación.

La titular española de Sanidad ha dicho a la prensa que la delegación alemana le ha confirmado lo que ya adelantó la canciller Angela Merkel al presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, y es que Alemania «va a colaborar» para que las compensaciones «lleguen a los agricultores».

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea han sido convocados a una reunión extraordinaria este martes en Luxemburgo, con el objetivo de examinar todas las opciones de ayuda a los agricultores que han visto caer drásticamente sus ventas por la alarma creada por el brote letal de ‘E.coli’.

Bruselas ha adelantado este lunes que mañana propondrá «medidas concretas de compensación» para los agricultores afectados «en el conjunto» de la Unión Europea, aunque ha evitado dar cifras o un calendario concertó en el que las ayudas podrían estar disponibles.

Pajin ha expresado su «satisfacción» por este anuncio y ha asegurado que tanto el compromiso del Ejecutivo alemán como las señales de la Comisión muestran que «el trabajo del Gobierno español está empezando de manera muy clara a dar sus frutos».

Por otra parte, la ministra española se ha mostrado prudente sobre el origen de la contaminación, que según las últimas informaciones podría estar en brotes de soja producidos en Baja Sajonia, porque «no hay pruebas concluyentes» sobre la causa de la infección. La hipótesis de la soja es una posibilidad pero «no es la única vía de investigación», por lo que España ha pedido a la Comisión una «mayor implicación» de las instituciones europeas en la investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído