El edificio Calatrava se agrieta

En la lejana estirpe de Gaudí, primero, y de Ricardo Bofill, después, Santiago Calatrava (Benimamet, Valencia, 1951) fue, en su día, un arquitecto español que asombraba al mundo. Sigue siéndolo pero ya no únicamente por razones técnico-artísticas, sino también por su capacidad para generar controversia allá donde va y donde construye …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído